miércoles, 4 de febrero de 2009

En mi casa, con Ana


12.000 leucocitos, 45.000 plaquetas y 8,1 de hemoglobina

En ocasiones no somos conscientes de la importancia de algunas cosas sencillas. A mi me han hecho falta muchas noches fuera de mi casa ingresado en un hospital para darme cuenta de lo maravilloso que es estar en casa, refugiado, sintiéndome seguro y acompañado. Ayer llegué a casa en un estado bastante deplorable, cansado. Tuve que empezar a asumir que la batalla está aquí, que vienen días peores que otros, y la verdad, no tuve fuerzas ni para levantarme de la cama.
Esta mañana regrese al hospital para hacerme una transfusión de sangre para tratar de recuperar mis valores hematológicos, pero sigo sin encontrarme muy bien.
En cualquier caso, estoy en casa, y creedme, eso significa mucho, mas aún teniendo en cuenta que no tendré que volver al hospital hasta el viernes.
No es necesario creer que todo se va a acabar mañana para disfrutar de pequeñas cosas que nos ocurren. De hecho, casi preferiría seguir anestesiado por la realidad y tomarme esta noche como una cualquiera. Pero no va ser así, al menos en mi caso, yo la voy a disfrutar, de hecho, ya he empezado.

22 comentarios:

  1. Hermano, mi comentario en tu entrada anterior y tu nuevo texto se han solapado en el tiempo. Me alegra saber que he acertado y estas entre brazos cálidos y amantes.

    Tienes toda la razón. Papá me dijo una vez: "No es más feliz quien más tiene sino quien menos desea" Yo creo que es bueno desear, buscar y anhelar nuevas experiencias, nuevos conocimientos. Pero he aprendido que ciertamente la felicidad se consigue saboreando lo bueno que nos va llegando; si lo hemos conseguido con esfuerzo doble satisfacción, pero si se nos da como un regalo (el amanecer, el calor del sol o la brisa suave por la ventana) debemos disfrutarlo también.

    Disfruta, no te prives.

    ResponderEliminar
  2. Es genial despertarse por las noches, acercar la mano y notar que estas conmigo... a pesar de que me eches de la cama, pero bueno, te lo perdono. Creo que por eso me despierto tanto, para buscarte.
    Me gusta pensar que parte de tu bienestar en casa es por mi culpa. Me gusta quedarme a tu lado, para verte. Me gusta hacerte la cena, ese sandwich de queso blanco que tanto disfrutas. Y sobre todo, disfrutar de nuestros dias, que ahora nos los limitan un poco.
    Me encanta tenerte en casa.
    Si, esas pequeñas cosas...
    Te quiero con locura, mi vida, siempre. Sonrie, si?

    ResponderEliminar
  3. BEGO,RUBENS Y LUNA4 de febrero de 2009, 21:33

    Me encuentro sentada enfrente de esta pantalla pensando lo absurda e injusta que es la vida en ocasiones, pero luego recuerdo una y otra vez lo grande que eres y me doy lastima por pensar asi, gracias y 1000 gracias por ser como eres y recordarme lo equivocada que estoy.Te quiero muchisimo compañero de batallas y recuerdo que hay una LUNA muy grande que desea compartir muchísimo contigo.Te estamos esperando capitan o mi capitan.

    ResponderEliminar
  4. El bueno de Walt Whitman escribió una vez "Quédate conmigo en este día y en esta noche y conocerás el origen de todos los poemas". Ojalá que esta noche, con Anita en casa, te lleve a ese origen que yo he descubierto tantas veces en nuestros viajes y en tus ojos.
    Duerme tranquilo capitán. Me quedo (nos quedamos) en el puente de mando. Mañana seguimos luchando hasta la victoria final.
    Besos y abrazos de unos amigos que te quieren.

    Ricardo y Fátima

    ResponderEliminar
  5. Disfruta de la compañia de tus seres queridos estos dias en casa, tu refugio...descansa cuanto puedas y deja que las buenas vibraciones de la nuestra capitana Ana te embriaguen...
    Besos a ambos!!!Besos enormes a ambos¡¡¡ Estoy seguro que mañana tendras mas fuerzas que hoy!!! El amor de la nuestra capitana por ti asi lo hara...
    Rafa

    ResponderEliminar
  6. Hola Senor Capitan,

    Espero que estas a gustito en tu chozo con Ana. Acabo a mandarte algo de Casa de Libro - te llegara de 10 -15 dias.

    Besos de LA,
    Miss Pepegangas 2000

    ResponderEliminar
  7. Buenas noches
    Serenas
    Dulces
    Tiernas
    Tomando fuerzas!
    Estais llenos de vida preciosa.
    No sabeis cómo nos ayudais y qué cerca os sentimos.
    Un beso enorme,
    Isa y Luis, de Navalmoral

    ResponderEliminar
  8. Que pasa men!!
    como no, otro vez cerrando el día. Que duermas a gustito y muy pegadito.
    Descansa Gentelman que queda camino que andar.
    Fuerza, valor y al juego...

    ResponderEliminar
  9. Buenos días, aun no son las 8 pero últimamente madrugo mucho... y ahora mi rutina empieza leyendo tu blog. Muchos besos y abrazos hermano... y para ti también Ana, que creo que habrá que pensando ya en levantarte un monumento ;-D

    Besos también de Romás, a los dos. Hoy es un día más, pero seguro que no es un día cualquiera...

    ResponderEliminar
  10. Buenos días amigos

    Cada día que pasa estoy más enganchado a este blog, a esta inyección de tantas cosas que palabras como fuerza, valor, coraje, entereza, lucha, se quedan cortas para describir la actitud de nuestros capitanes Carlos y Ana.

    Hoy , como cada día, os tenéis el uno al otro y nos tenéis a todos, remando con orgullo y admirando a nuestros capitanes.

    Carlos, solo pedirte un favor: hazle caso a tu mujer y sonríe, porque esa sonrisa es la de tosos nosotros.

    Os quiero.

    ResponderEliminar
  11. Buenos días, carlitos:
    Perdona la tardanza de mi contacto, pero soy un poco paquete con la tegnología posterior a 1950. Sacándome de Meta4 soy un desastre! Sólo he tardado 5 días en ver dónde tengo que escribir!
    No sabes cómo me alegra leerte y ver la fuerza que tienes. Para ti no será meritorio pero para mi es un ejemplo y me llena de paz y esperanza, para lo tuyo y para lo mío. Celebro que te dejen estar en casa y que lo compartas con tu santa.
    Hoy será un día especial para mi y quiero compartirlo contigo. Hoy Olga debe pronunciarse y tomar una decisión que marcará nuestro futuro. La suerte está echada. No sabes como entiendo lo importante que es dormir en casa....
    Ya he cogido mi remo, dale al tambor que voy a tope. Mil besos.

    ResponderEliminar
  12. Hola amigos.
    Aunque son circunstancias totalmente distintas, dado que paso muchas semanas fuera de casa entiendo perfectamente lo bueno de volver a los conocidos olores y sonidos de lo propio.
    Descansad y coged fuerzas para la travesía.
    Mil besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Qué pasa Maestro??? Me alegro de que estés en casa a gustito. Un beso para ambos, mío, de Leti y de Ali.

    ResponderEliminar
  14. Buenos dias carlitos! me alegra mucho que estes en casita. solo decirte que te quiero muchoo y anita tambien!!!
    besitoss sari

    ResponderEliminar
  15. Ese barco velero cargado de sueños cruzo la bahia me dejo aquella tarde agitando el pañuelo sentada en la orilla... marinero de luces con alma de fuego y espalda morena ...

    Que grande la pantoja..jajajajajajajajaja

    Besos a miles Sapito..

    ResponderEliminar
  16. Hola Capi, un día más me siento a leerte y me lleno de orgullo de ver en lo grande que eres. Disfruta amigo! Muchos besos pa los Capitanes de Mary Jim...

    Reeeemen! Reeeemen!

    ResponderEliminar
  17. Mi queridísimo, hermano:
    me tienes enganchada. Después de unos cuantos abatares, conseguí llegar a mi despacho. Pero no puedo centrarme en el trabajo sin buscarte en mi ordenador. Y te encuentro en tu blog, en tu "saluda" y en todos los que en él participan. Estás, estáis los dos, en todos.
    Vosotros dos y pá y má y todos nosotros. Porque en esa capitanía en la que estái al frente Ana y tú, tienes un cuadro de mandos, discreto y alerta, luchador, sensato y capaz ... con una capacidad inmensa, que son pá y má. A vosotros, a ellos y a todos en definitiva ... muchos besos y abrazos afectuosos. Y A TI, BICHO, TE ADVIERTO: SOMOS MUCHOS Y VALIENTES!
    Besos también de Pedro, de Raquel y de Marta ... hasta de Roma, pero sin lengua, que te da alergia.
    Os quiero muchísimo ... os queremos.

    Maite

    ResponderEliminar
  18. gracias sapo por recordarnos que las cosas mas simples son las mas valiosas y que las mejores cosas en esta vida son gratis, solo hace falta verlas, un beso muy fuerte para ti, para anita y para todos los miembros de esta tripulación a los que le agradezco personalmente el apoyo.

    romic y keito.

    ResponderEliminar
  19. Hola, los capitanes sois importantes, la tripulación de amigos y parientes un magnífico equipo. Pero quiero abrazar y felicitar al resto de personas, con bata blanca que trabajan en las sentinas y la sala de máquinas para que el barco culmine su travesía con buen final. Para todos ellos mi cariño y gratitud. Para tí muchos besos. Pa

    ResponderEliminar
  20. la cabeza parlante5 de febrero de 2009, 16:45

    qué pasa puntal......
    debido a la rescición de contrato del grumete dua (las quejas sobre la dueña de la empresa naviera nunca ayudan en la carrera náutica), estoy en busca de un tipo con formato boya y un garfio o bichero debajo de los ojos para recoger anclas en calas de ensueño. Ana, tranquila, tú irás en popa estiradita y con un bloody mary en la mano, de eso me encargo yo, jajaja.
    la verdad es que con este tema que te estás currando tienes que tener el ego en su sitio, bien alto, qiue es donde lo debes tener. primo, se nota el amor en el ambiente. además de amores variados, el de Ana, qie abarca todos los amores, el de la familia, el de los pepes y allegados y el de anónimos de todo tipo que lo deben de flipar con tu prosa trasnochada heredera del realismo mágico más marinero que se haya dado, nosotros despu`´es de tantas comidas de oreja que nos has pegado a lo largo de tanto tiempo ya estamos acostumbrados.
    qué te digo.....que nos vemos en breve para echarnos unas risas. y dale al teclado, que si como dices te mantiene el coco ocupado....no veo mejor terapia.
    y piensa una cosa, al menos no tienes los ojos pegados como si fueras un cíclope, es decir,no eres morta. eso sí que es un castigo jajajajaaj

    ResponderEliminar
  21. Carlos, antes que nada, hace mucho tiempo que quiero agradecerte una cosa: que nos hayas traído a Ana hasta esta isla nuestra, esta isla azul+&verde, como ella dice (aunque quizá se me queda algún color, ya me corregirá la señorita Rottermeyer el lunes)A través de sus ojos y sus palabras nos enseña todos los días la esencia misma de la fortaleza, nos enseña que se puede ser la más dura y la más tierna a la vez y con una diferencia de tiempo mínima entre una y otra...Gracias por seducirla y convencerla de que se viniera y nos alegrara los días..a Ti sólo puedo decirte: si tienes suerte de tener a Ana a tu lado, más suerte tiene ella de tenerte, tú la has hecho mejor persona si cabe..gracias a los dos por hacernos sentir!

    ResponderEliminar