martes, 17 de marzo de 2009

Hotel Esperanza


En el Hospital
15º día de ingreso
100 neutrófilos, 15.000 plaquetas y 8,3 de hemoglobina.

Me empiezo a encontrar mejor. La reflexión y la pausa y una detenida contemplación de lo que me rodea han sido perfectos. Supongo que la experiencia es un grado, en otro tiempo me habría quemado y probablemente hundido. Ahora simplemente paro un poco para luego seguir. Cuando no tienes fuerzas es mejor no pelear. Todo esfuerzo estéril conduce a la melancolía. La melancolía no nos gusta. Mantener alejados el frío y el miedo es cosa de absoluta relevancia, creedme, lo más importante. En una carrera armamentística sin precedentes, Ana y yo hemos ido desarrollando estrategias cada vez más exitosas. Definitivamente actuamos bien.
Aún me quedan días de hospital. El más optimista de los pronósticos es irme aislado el viernes a casa de aplasia domiciliaria hasta el lunes, pero por ahora prefiero no pensar en ello. Hoy he desayunado anestesiado porque tenía mucha hambre, y he acordado con mi médico que me puedan subir comida de casa para complementar la nutrición endovenosa. Creo que lo conseguiré, os repito que tengo mucha hambre. Mi mejoría es sutil, pero se nota. No estoy cansado, hago algunos ejercicios de gimnasia pasiva para mover un poco el tronco y las piernas. Una de las cosas que más te destrozan es estar muchos días en la cama, así que hay que hacer lo que esté en tu mano para moverte un poco.
La idea de escribir un blog nació hace tiempo. Hotelesperanza fue el verdadero germen de lo que hoy es cromosoma Phi+. Lo inspiró un libro, “Brooklyn Follies”, de Paul Auster que me leí durante mi primer trasplante y supuso una auténtica revolución espiritual para mi. Una persona en su vida, debe aspirar a algo, que puede compartir o no con las personas que él decida, que tenga unas características definidas e ideales para él mismo. En el libro, esas aspiraciones las representa en un lugar concreto que llama Hotel Esperanza. En este sentido, es importante saber a dónde vamos, la dirección que vamos a seguir, al menos en lo esencial, y luego dejar que el transitar por el camino te sorprenda. Darte cuenta de que la vida es un regalo, para mí lo es. Cada día. También sé cuál es mi hotel y quién está dentro. Es precioso, es el mejor lugar del mundo. Creo que es un buen ejercicio para todo el mundo pensar en cómo sería su hotel. En cualquier caso, abandoné aquel blog porque descargué demasiada energía negativa en él, y aunque me vino bien y por eso no lo hice desaparecer me decanté por este otro por los motivos que explico en mi primera entrada y de los que cada vez estoy más convencido.
Somos buenos en lo nuestro, vamos a ponernos en marcha. Tenemos mucho por hacer pero contamos con la más experimentada tripulación. Hay que reparar y fortalecer el casco para resistir los empaques de las duras tempestades que se avecinan. Preparar la nave y a nosotros mismos para la dura travesía que nos resta. Como dice Ana, podemos esbozar una sonrisa, eso nos ayudará y nos hará más fuertes contra el frío y el miedo.

23 comentarios:

  1. Que alegria leerte esta mañana Carlos San. En efecto, brooklyn follies es un gran libro y el hotel esperanza una ilusión para todos, así como una buena pista para el trivial, ¿te acuerdas? jajaj.. que partida mas desatrosa y divertida...

    Como dice tu jermu, tu sonrie que nosotros vigilamos tu descanso.

    Si puedes recibir visitas, nos vemos el sabado, y si no tambien, ahi estaremos aunque sea transformados en pura energía positiva.


    Te queremos, les queremos a los dos


    Ricardo y Fatima

    ResponderEliminar
  2. Q pasa primo!

    Acabo de llamarte y he sentido una alegría indescriptible al oír esa voz fuerte y clara decir "te llamo en una hora ".

    Que grande eres amigo, no sabes el privilegio que es conocerte, siempre he presumido de conocer a un supercrack que en Tenerife me ayudó de una manera totalmente altruísta tanto en el plano personal como en el profesional.

    Pero ahora presumo mucho más, de persona brillante has pasdo a ser el mejor de los capitanes, has pasado a transmitir a tu tripulación unas sensaciones y una energía que ni te imaginas.

    El puerto está ahí amigo, y ya verás cuando lo otees desde el horizonte con la gran capitana cogidos de la mano: va a ser espectacular ( y cuando llegue grabalo en vídeo , por favor , quiero llorar de risa otra vez ).

    Solo quería decirte que te quiero , que ánimo, y que somos muchos los que estamos contigo.


    Toda mi fuerza y mi cariño ya esytá viajando rumbo a las islas.

    GRACIAS , DE VERDAD.

    ResponderEliminar
  3. Queridísimo Carlos:
    te voy a hacer una confesión: cuando me he asomado,como cada día, como cada pocas horas, a tu blog y he visto tu entrada de hoy "hotel esperanza", me ha dado un vuelco el corazón. Verás, cuando iniciaste este blog me metí por todos lados y llegué muy fácil a "Hotel Esperanza": sentí rabia, dolor, impotencia ... porque vi en él un Carlos abatido, triste, sufriendo. Con el giro más positivo, vital y alegre que parecía tenía y tiene Cromosoma Phi +, pensé que ya no volvería a leerlo más ... porque era doloroso hacerlo.
    Pero no he respetado mi primera intención: alguna vez lo he vuelto a leer ... Y enseguida, entre tanto dolor, desesperación y sufrimiento, vi la Esperanza: se representaba en Ana, que en definitiva es vida, TU VIDA. Sé que somos más los que formamos parte de ella, y que hay cabida para todos ... Y que todos deseamos estar ahí.
    Incluso en aquel "hotel esperanza" estaba el Carlos luchador, vital, esperanzado, IMPRESIONANTE que todos conocemos.
    Me siento muy afortunada de poder compartir unos ratitos contigo o con los dos; siendo testiga directa de cómo los capitanes afrontan la batalla, respirando siempre que pueden, dedicándose cariños y unas letras de canción. Es verdad que habéis aprendido mucho, Carlos y que no tenéis pecho para tantos galones y medallas ... Qué bueno que decidieras compartir con nosotros y así podamos aprovechar también para recibir un aprendizaje tan valioso.

    Os quiero muchísimo ... os queremos

    ResponderEliminar
  4. Con 100 neutrófilos por banda,
    viento en popa, a toda vela!!!

    Navega, velero mío, sin temor
    que ni enemigo navío,
    ni tormenta, ni bonanza,
    tu rumbo a torcer alcanza,
    ni a sujetar tu valor!!

    Ánimo, que ya estamos en ruta!!

    ResponderEliminar
  5. Antes de empezar esta segunda batalla, te dije que la diferencia entre tu y el carlos de la primera, era que esta vez contabas con algo muy importante que no tenías en la primera;la experiencia... lo dicho, una buena parada en boxes a tiempo nos puede hacer ganar la carrera y tu, amigo mio, estas a pocas vueltas de la bandera a cuadros. Así que mucha fuerza!!

    Tu ahijado y sus padres ya tienen muchas ganas de volver a ver tu cara de tolete por esta, nuestra comunidad...
    Te queremos,
    Nay, Subcomandante y Mooky, tu fiel grumete

    ResponderEliminar
  6. Qué alegría leerte hoy, Carlos! Ya sabía por Amparo desde ayer de tu mejoría. Magnífico triunfo en actitud de aparente abandono ante la presión de la enfermedad que ataca. Ese respiro es fundamental para no decaer.
    Es tan importante este aprendizaje de obtener el mejor rendimiento en las circunstancias más adversas, que va a permitir dotarnos de nuevas herramientas para enfrentar con éxito futuros envites.
    Las personas que más sufren son las mejor preparadas para enfrentar dificultades venideras. Eso no es nuevo y además es lógico. Pero el matiz "cómo se enfrenta el sufrimiento" es vital para la obtención de esos resultados. La actitud que transmites, desde lo más hondo, es en sí misma una victoria. Ana y la tripulación estamos en esa misma onda, gracias a tí, por tí. Enhorabuena, querido pequeñín.
    Y ahora, basta: A remar! que la mar hoy nos deja trabajar el músculo...
    Navalmoral os quiere...Un beso. Isa y Luis.

    ResponderEliminar
  7. El 13 de Enero de 2007 escribía en mi propio blog:
    "Son momentos duros, momentos difíciles y tristes. (...)

    Pero también son momentos de esperanza, de una esperanza compartida y telepática a la que nos aferramos todos, sobre todo él, para mantenernos a flote. También son momentos de amor. Asisto emocionada a como le cuida, como le ayuda, como le besa la cara sudorosa, como enlazan sus manos permanentemente diciéndose sin palabras que pase lo que pase les pasa a los dos. Estos son momentos de amor y de ternura, de cosas que se ponen a prueba y se fortalecen, de personas que dan la talla y están a la altura."

    Ana ha tardado mucho en oir de mi boca la profunda admiración, respeto y cariño que siento por ella, esta es la prueba de que no es de ahora.

    Hermano, hoy me había autoimpuesto no entrar en el blog cada media hora casi como si por algún extraño azar eso pudiera incomodarte (que bobada ¿no?), así que el "soplo" de que habías escrito ha sido una bendición. La travesía está siendo larga, muy larga, pero como dice uno de los blogueros, el monstruo no sabe que cada revés te hace más fuerte, es tu mente la que va a ganar esta guerra, tu mente la que va a llevar a tu cuerpo en volandas por encima de todos los mares bravíos.

    Algún dia debes comprarte un barquito, uno marinero y grácil en el que surcar los mares por mero divertimento, llamalo Hotel Esperanza, fotografíate con Ana junto a la proa y envia una copia a cada miembro de esta tripulación. Cada vez que la veamos recordaremos que existe gente invencible y eso nos dará fuerza.

    Gracias hermano, gracias por compartir, gracias a ti y a Ana por existir.

    ResponderEliminar
  8. Algo que yo he aprendido con todo esto es a tener paciencia. Mucha paciencia. Creo que no hay que llevar las cosas a los extremos, que todo tiene su momento y que si algo tiene que pasar, así será. Lo único que me importa de todo esto, de todos estos años, es estar a tu lado. Me da igual lo que pase, bueno o malo, pero no importara si estoy a tu lado.
    Es alentador entrar de nuevo a tu habitación de hospital y verte con una sonrisa, de esas que a mí me gusta. Es bueno ver que, una vez más, que con mucho esfuerzo vuelves a salir de esto sin muchas complicaciones. Lo que es admirable es que cada vez lo hagas con más fuerza. Porque amor, a veces tengo la sensación de que da igual lo que pase, porque tu puedes con todo y me siento tan orgullosa, mi vida… Descansa en esta buena oleada. Aprovechemos esta subida para disfrutar de nosotros. Volvamos a hacer planes sin miedo a nada. Porque te quiero con toda mi alma, cariño. Tanto, tanto, que casi siempre duele. Y no te preocupes por nada, porque yo, si me sonríes, podré con todo.
    Te quiero, mi neutrito, jejeje…

    ResponderEliminar
  9. Lo tengo decidido. Voy a imprimir cada uno de los post de tu blog para leerlos y releerlos cada vez que me pueda el desánimo.Eres admirable Carlos!.
    Siempre, siempre hay en tus escritos un rayo de esperanza, y es tan contagioso tu optimismo!.
    Tienes el don de la palabra.
    Porqué escribes muy bien y transmites mejor.
    Y esto en una persona que está pasando por un trance tan duro. Tienes tiempo para nosotros, tus seguidores, tu tripulación!. Repito: eres admirable!.
    Que bien que estés un poco mejor. Que alegría ver que aparece un nuevo post en tu blog. Que grandeza humana demuestras Carlos, a pesar de tu juventud, como te ha curtido la vida!.
    Y Ana. Tu motor sin duda.
    Un enorme abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
  10. Se me llenan los dedos de palabras cada vez que te leo y muy pocas veces consigo expresar lo que siento cuando entro en tu blog... Por eso, para no dejar mis ánimos en manos de mi no-expresión, te mando puntualmente y sin excepción la dosis diaría de besos, sonrisas y abrazos extra que espero que recibas cada mañana :)

    Te quiero

    Ester

    ResponderEliminar
  11. Ánimo mi capitan!, nos gusta mucho tus comentarios, nos ayudas a ser un poquito mejores.
    En nuestro hotel ustedes tienen un lugar cerca de la piscina, en una tumbona con una garimbita. A que si sapo, a que si gusta.
    Un abrazo
    Remy y Mon

    ResponderEliminar
  12. Me alegro enormemente de haberme reencontrado con tu blog (he tenido mucho lio en el trabajo y no lo he podido leer en tres semanas) y comprobar que sigues con toda la fuerza dispuesta, a pesar de las tormentas. No se porque razón leyendoos me ha venido a la cabeza que el Tenerife está proyectado con fuerza hacia primera, como tú estás proyectado a la vida. Aunque en Madrid todavía recordamos las batallas de Tenerife (sobretodo Buyo), en estos momentos que respiro tanto amor tinerfeño os deseo que el Tenerife esté en primera el año que viene.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. la cabeza parlante18 de marzo de 2009, 9:25

    queridos compañeros de viaje.....es sorprendente ver que siendo esta travesía tan movida, los partes no paran de decir cosas como mar gruesa en alborán, marejada en el estrecho, carambola a la derecha, carambola a la izquierda, lucha contra la tormenta....los capitanes nos transmitan esta sensación de tranquilidad, de seguridad, de como dice Ana, lo que deba pasar pasará, pero lo pasaremos juntos....lo repito, es sorprendente. Supongo que se debe a que no les pilla de nuevos, a que se quieren con locura, a que tienen muchas cosas que hacer, disfrutar y ver como para dejarse vencer....pero a mi lo que más tranquilo me deja es que este blog no es sólo un compendio de buenas intenciones en forma de no estoy tan mal, hoy he olido guisantes (sapete, sabes perfectamente que nos vamos a descojonar de ti toda la vida, otro seven up que nos brindas a los pepes jajaja), sino q tb te encuentras los sinsabores, de modo que nos dejas acompañarte (en la humilde manera en que podemos hacerlo, desde el despacho, el salón de casa,...)de verdad por esta travesia oceánica que tan sabiamente están sabiendo afrontar...
    un motivo para sonreir??, lo guapa que es tu mujer, sólo hay que mirar la foto que has colgado....les quiero batracios chilindroneros...
    oye mon, esa piscina es de las de barra en medio?? yo me pido un asiento en esa barra jajajaja

    ResponderEliminar
  14. Te mando una sonrisa des de Granollers, en la provincia de Barcelona. Y esta tarde, al salir del trabajo, me acercaré a la librería a buscar Brooklyn Follies.
    Un abrazo y como siempre, a tus órdenes!.

    ResponderEliminar
  15. Yo no voy a comprarme Brooklyn Follies, porque ya lo tengo, lo que voy a hacer es volver a leerlo, recuerdo lo mucho que me gustó, pero... ¿puedes creer que he sentido un pellizco de envidia al ver todo el jugo que tú le has sacado y yo no he sabido hacerlo?

    Es un placer y un lujo saber de ti.

    Besos a los dos.

    ResponderEliminar
  16. Que un madridista quiera que el Tete suba a Primera este año para hacerte feliz es algo que no mucha gente consigue, jeje. Nos conmovéis a todos con vuestra fuerza, coraje y amor compartido. Sobre todo con ese amor que rebosa por todos sitios, que alegría teneros y sentiros cerca pese a los kilómetros de distancia...
    El Tenerife subirá y el año que viene os vendréis a Madrid a animar por la Castellana y la M-30, ahí estaremos, como estamos por la habitación aunque no nos veas, pero estoy segura de que nos sienten..
    Mon ¡también queremos sitio en la piscina!!!
    Os queremos
    Nadia y Luis

    ResponderEliminar
  17. Me alegran tremendamente estos momentos de calma que pareces tener,cuando nos dejas pedalear a tu lado y nos dejas sentir que de verdad hemos cogido la rueda buena.
    Hoy tu pedaleo es redondo,la cadencia es perfecta.Me gustaria salir contigo un dia en bici.ANIMO.
    Scottex

    ResponderEliminar
  18. Mi vida el huracan va remitiendo y como dice Ana muy sabiamente lo que tenga que pasar pasará, pero ahora estamos en una fase mas calmada y todos estamos disfrutando de ella, te vemos mejor y todos estamos mejor. Me gusta tanto mirarte, estar contigo, hablar, contarte cosas de casa, de tus hermanos, de las películas que vemos papá y yo, de las noticias del periódico, de lo que sea, verte comer con apetito, reir, y es que te adoro, mi vida y sólo pensar que el Viernes es posible que te tenga a mi verita en la mesa me llena de felicidad. abracitos flojitos para no hacerte daño, pero muchos.

    ResponderEliminar
  19. Releyendo mis querido Libro de los abrazos, de Eduardo Galeano, no he podido evitar acordarme de ti leyendo uno de mis preferidos :)

    EL MUNDO
    Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo.

    A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.

    —El mundo es eso —reveló—. Un montón de gente, un mar de fueguitos.

    Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás.

    No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende.

    ----
    Me gusta eso del mar de fueguitos y me gusta aún más entrar en el blog, leer los tropecientos mil comentarios de la gente que te escribe y sentir que tu eres uno de esos fueguitos que arden la vida con tantas ganas que es inevitable encenderse a tu lado.

    mua, mua, mua

    Ester

    ResponderEliminar
  20. Queridísio Carlos:
    soy un saco enorme de mocos y fiebre. Es curioso porque cuando uno está así, es como si le hubiese atropellado un camión, pero teniendo el capitán que tenemos cualquiera se queja. No obstante, yo estoy aquí en mi despacho intentando trabajar lo mejor posible y mi queja no es el malestar; sino que esta situación me convierte, SIN QUERER, en un aliado del Monstruo; por lo que no puedo ir a verte y eso me genera mucho desconsuelo.
    De todas formas, esta mañana temprano, no pudiendo ir a hacer mi deporte matinal, salí al balconcito a tomarme un café y fui testigo de uno de esos amaneceres entre nubes, rojos y naranjas ... Y me acordé de ti. Fue un amanecer como tantos otros: ESPECTACULAR. Como tú, cielo. Que eres espectacular, sin embargo no como tantos otros ... Tú especialmente.
    Me alegra tantísimo que las cosas vayan yendo bien y puedas, esperemos, pasar un fin de semana en casita con tu Ana; ya Nuestra Ana.

    Besos muy fuertes a los dos.

    Os quiero muchísimo ... os queremos

    ResponderEliminar
  21. hello, my friend, ya sé que te dije que te iba a ir a ver, pero en toda la semana, los remeros que tengo por el gimnasio no me han dejado ni un momento para subir a la cubierta a tomar un respiro del arduo trabajo. nada solo decirte que en cuendo pueda o tenga un ratito antes de las 12.30 subire a saludarte. un beso muy fuerte para los dos. andele andele¡¡¡elisa
    pd: ya me atrevi¡¡¡bien por mi y bien por ti por tus palabras que me quitaron la verguenza.

    ResponderEliminar
  22. QUE PASA MI CAPITAN ESPERO QUE VALLAS UN POCO MEJOR, JODER ME ACUERDO DE LA HUELGA QUE NOS TOCO PASAR NOCHES Y MAS NOCHES JODIDOS ETC... POR AQUEL ENTONCES YA ERAS UN GRAN CAPITAN LLEVABAS EL BARCO DE TRENES DE PUTA MADRE SIEMPRE ME SENTI AGUSTO TRABAJANDO CONTIGO. TE ACORDARAS DE AQUELLAS REUNIONES QUE TENIAMOS LOS LUNES POR LA TARDE Y YO ME TOMABA UN CAFE Y TU UN ZUMO A VER AQUELLA RESAQUILLA DEL SABADO,COMO ME ACUERDO DE AQUELLO. DESDE MATERIAL MOVIL TODOS A LOS QUE CONOCES TE MANDAMOS UN ABRAZO GRANDE Y MUCHOS ANIMOS

    ResponderEliminar
  23. Amigo, yo recuerdo que de pequeñito nos decian:
    "si tienes hambre es que no estas malo"
    Me alegro de tu apetito, de tu mejoría, de tus ganas de pelear y como no Leólidas, tus 300 te seguimos...

    para cuando el libro de la sabiduría...

    suerte, valor y al juego...

    ResponderEliminar